Bagdad

Los yihadistas también tomaron el control de grandes zonas del norte y el oeste de la ciudad.

El atentado provocó la indignación de los iraquíes por el retraso a la hora de identificar a los fallecidos.

Las autoridades anunciaron este lunes un nuevo balance de 213 víctimas.